Prueba de evaluación de autoestima


La autoestima es un constructo que hace referencia a la valoración subjetiva que hacen las personas de ellas mismas. Se diferencia del autoconcepto en que se trata una dimensión emocional, no cognitiva. La baja autoestima se relaciona con la depresión y las conductas de riesgo, mientras que la autoestima alta suele conllevar un mayor bienestar psicológico.

Autoestima son los pensamientos que tenemos cada día al respecto de nosotros mismos. Son también las percepciones sobre cómo nos ven los demás. No podemos olvidar tampoco, el peso de la infancia, la educación, la interacción con nuestros progenitores, amigos, nuestras parejas… Esta dimensión es un totum revolutum que integra conceptos como la identidad, la autoconciencia, la autoeficacia, etc.


¿Estás de acuerdo con el resultado? ¡Comparta el enlace de esta prueba con amigos para comparar resultados!

¿Cómo aumentar tu autoestima?

Muchas personas se sienten inconformes consigo mismas y son aquellas que tienen el autoestima baja. Por suerte hay formas para acabar con este mal. Hoy estaremos comentando acerca de cómo aumentar tu autoestima de forma efectiva.

Prueba de evaluación de autoestima

Con estas sencillas recomendaciones podrás ver las cosas de otra manera. Lo primero que te ayudará a aumentar tu autoestima será aceptarte a ti mismo. Nadie es perfecto y todos tenemos defectos, pero no podemos dejar que estos afecten nuestro estado de ánimo. No te preocupes que todo solución.

4 consejos de cómo aumentar tu autoestima

Un autoestima alta será la clave para sentirte mejor. Aceptarte tal y como eres a pesar de demonios que te puedan acechar es algo que sí o sí debes hacer.

Estas son algunas de las recomendaciones para aumentar tu autoestima:

Prueba de evaluación de autoestima

  • 1. Mejora tu apariencia

Una de las cosas por las cuales las personas tienen el autoestima baja es porque descuidan su aspecto personal. Si quieres aumentar tu autoestima lo mejor que puedes hacer es dedicarte un poco de tiempo para mejorar tu apariencia física. Es decir arreglarte.

Puedes ir a la peluquería a realizarte un nuevo corte de cabello. Comprar ropa nueva, acorde con tu edad y con tu figura. Si eres mujer debes maquillarte antes de salir de casa. O bien, hacer un poco de ejercicio para perder peso.

Al verte bien físicamente te sentirás mejor y aumentarás tu autoestima. Además recibirás muchos halagos que también te serán de gran ayuda.

  • 2. Cambia tus pensamientos

Tus pensamientos pueden convertirse en tu peor enemigo. Para aumentar tu autoestima debes dejar de pensar en lo que te hace sentir mal. Cambia lo malo por lo bueno, es decir, piensa en positivo.

Si no te crees capaz de hacer algo, cambia ese pensamiento y considera que puedes hacer cualquier cosa. Si te sientes poco atractivo trata de ver tus potenciales físicos y destacarlos. Sustituye la palabra “no puedo” en “haré todo lo posible para lograrlo”.

Prueba de evaluación de autoestima

  • 3. Rodéate de personas que te hagan sentir bien

En ocasiones nuestro autoestima disminuye porque estamos rodeados de personas negativas que nos hacen sentir mal. Debes apartarte de ellas o por lo menos ignorarlas.
Como decía la abuela no hagas caso a palabras necias.

Si notas que alguien de tu entorno no hace más que critircarte, haciéndote sentir mal con sus palabras no lo escuches. Muchas veces esas personas no están en lo cierto y lo que hacen es dañar tu subconsciente. No permitas que nadie te haga sentir mal por su opinión, pues es solo eso palabras y no más.

Busca verdaderas amistades que saquen lo mejor de tí y que vean tus virtudes en vez de tus defectos.

  • 4. Aceptate tal cual como eres

Como ya lo mencionamos anteriormente para aumentar el autoestima hay que aceptarse. Debes aceptar tus virtudes y también tus defectos, esto hará que te fortalezcas. Nadie es perfecto y a cada uno le ha sido otorgado un don.

Debes estar consciente de quién eres y no debes pretender convertirte en una persona diferente pues esto hará que te sientas mal contigo mismo.

Si hay algo que no te guste de tí, intenta cambiarlo y si no puedes, tienes que vivir con eso. Por ejemplo, una persona de baja estatura jamás será alta, pero puede sacarle provecho a eso. Quizás puede usar algún zapato que le ayude o, simplemente sentirse a gusto con su estatura cambiando su forma de pensar.

Adblock
detector